SWIFT: El sostén del comercio internacional

2022-04-20

A principios del siglo XIX, el economista David Ricardo estableció que lo decisivo en el comercio internacional eran los costes relativos de producción en cada país, pues ellos tendrían de exportar todos aquellos bienes que fabrican con un coste relativo más bajo respecto a otros y deberían de importar los bienes en los que son más ineficaces. Este fue uno de los principios básicos que sirvió para el desarrollo del comercio internacional, un concepto clave que contribuyó al camino hacia la era de la globalización y las nuevas tecnologías, donde nos encontramos actualmente.

Sin embargo, ¿cómo se podría mejorar el sistema de pagos para el intercambio comercial? Ésta fue una pregunta que se hicieron algunos bancos europeos y estadounidenses. Ante esto, en 1973 decidieron crear la Sociedad para las Comunicaciones Interbancarias y Financieras Mundiales (SWIFT por sus siglas en inglés), una organización internacional que serviría para la normalización y la eficiencia en el sistema de pago. No obstante, fue hasta en 1977 cuando comenzaron a operar a través de los primeros mensajes.

Actualmente es el principal sistema de mensajería financiera, debido a que tiene un alcance verdaderamente global. Es utilizada por más de 11,000 instituciones financieras en más de 200 países. Así pues, al realizarse transferencias entre los miembros de la SWIFT se genera un código BIC (Bank Identifier Code), el cual contiene un mensaje cifrado que brinda altos niveles de seguridad, rapidez en el traslado de la información y elimina los errores de interpretación de los bancos e instituciones financieras que envían y reciben dinero.

¿Qué pasa con aquellos que no forman parte de la SWIFT? El pago de los bienes y servicios comercializados internacionalmente se vuelve más lento. De hecho, se genera un aumento en los costos de las transacciones al tener que utilizar ejecutivos para comunicarse entre ambas partes, se pueden producir posibles errores gracias a la barrera del idioma, y se producen mayores tiempos de espera en la liberación del efectivo al esperar autorizaciones.

Por otro lado, algunos países han sido excluidos de este sistema. En 2012 Irán fue sancionado con esta medida por su programa nuclear; perdió cerca del 30% de su comercio exterior y el 50% de sus ventas por petróleo. El último caso corresponde a Rusia, por su invasión a Ucrania, en donde recientemente se excluyó a un grupo bancos rusos. Esto genera grandes daños al limitar su capacidad de operar globalmente y de poder contribuir al comercio internacional.

Durante los últimos años Rusia y China han creado sus propios sistemas de mensajería rivales al SWIFT. Sin embargo, sus alcancen son mucho más limitados y sus sistemas son más rudimentarios. No obstante, al ser aliados comerciales, Rusia podría usar el sistema chino y éste, al ser el mayor exportador del mundo, podría desarrollar un sistema alternativo al SWIFT.