Exor: Uruguay equilibró salud y economía ante la pandemia

2021-02-05

El Vicepresidente Regional de Exor International Ltd, César Addario, ve a Uruguay en una situación privilegiada en la región para atraer capital y desarrollar inversiones productivas.


El ejecutivo destacó la estabilidad económica y social del país que, aún en el período de pandemia, le permitió mantener su calificación de grado de inversión de riesgo soberano, que tanto valora el inversor internacional, y entiende que se puede apoyar con financiamiento a sectores claves como el energético, el vial y el logístico. Todo gracias al manejo oficial de la pandemia y la búsqueda del equilibrio con la actividad económica. Exor, una firma de capital market con accionistas mayoritariamente compuestos por fondos de inversión anglosajones, posee representaciones en Europa, Estados Unidos, América del Sur, América Central, Asia y África, con clientes privados y gobiernos nacionales y municipales. Tiene en 13 países de la región más de 200 profesionales muy calificados .

—¿Cuál es el diferencial del país en la región?

—Uruguay está en una posición privilegiada en materia de políticas sociales y económicas en América Latina. Se ha posicionado como un hub de servicios financieros con fundamentos sólidos para este tipo de negocios y una tradición de años. Si tengo que destacar dos características fundamentales, diría que el mayor diferenciador del país es el sólido pacto social y la apertura económica que sustentan el camino uruguayo hacia la promoción de la prosperidad compartida.

—Pero imagino que también hay aspectos para mejorar, ¿cuáles son?
—Sí, hay limitaciones estructurales, particularmente en las áreas de inversión en infraestructura y en la integración en cadenas de valor globales, que obstaculizan el avance hacia objetivos de desarrollo. Si tuviese que poner la cereza en la torta sería el grado inversor, que es un sello de calidad ante los mercados y permite financiar el país a tasas bajas y competitivas.

—¿Cómo evalúa el clima de negocios en Uruguay?
—El país está avanzando para acercarse a los estándares globales en términos de regulación comercial, fue muy positiva la implementación de la reforma clave en la categoría denominada «comercio transfronterizo», también la flexibilización en el capital mínimo que deben depositar las empresas, lo cual redujo el costo de comenzar un negocio; y la reducción sustancial en el número de procesos y tiempo necesario para realizar el pago de impuestos gracias a la introducción de servicios de pagos en línea. No menor es el incremento en la tasa de recuperación de activos en caso de quiebra y el fortalecimiento del acceso al crédito.

—¿Cómo observan al gobierno los inversores internacionales?
—Esta nueva administración se ha mostrado amigable con la inversión extranjera y ha favorecido su captación. Hay un enfoque pro mercado que facilitaría la atracción de capital, inicialmente de la región, y sobre todo de Argentina y Brasil. La mirada es muy positiva por el manejo del gobierno de la pandemia y los mensajes de su presidente. 

—¿Qué tipo de actividades prevé desplegar Exor en Uruguay en 2021?
—Vemos como un valor la existencia de una sofisticación en la demanda global. Los más grandes y dinámicos sectores productores de los países del Cono Sur demandan bienes y servicios de mayor valor agregado, y nosotros podemos ser el puente ideal en su lucha por encontrar oportunidades de capital y para mejores costos y ventajas. Así podremos desarrollar nuestras líneas de negocio, como los financiamientos estructurados y sindicados y las reingenierías financieras. Vemos mucho espacio para apoyar con financiamientos amplios a sectores claves, como el energético, el vial, el del agua y el logístico.

—¿Cómo cree que ha manejado Uruguay la pandemia y la dicotomía de salud versus economía?
—Tuvieron una exitosa estrategia, pese a la suba reciente de contagios ha sido una excepción y un ejemplo ya que nunca hicieron cuarentenas obligatorias. La dicotomía economía-salud la han manejado muy bien. Es un logro del país encontrar su propio camino del medio entre oponer salud a economía y no tener reveses rotundos en ninguno de los dos aspectos.

*Esta entrevista fue publicada originalmente en el periódico El País, de Uruguay, y puede leerla acá.