Economía china sigue deprimida por el COVID

2022-06-21

La política “covid cero” en China, con sus restricciones y su incertidumbre, complica la vida a los empleados y las empresas, obligadas a adaptarse día a día e incluso a cerrar sus puertas.

 

China es la última gran economía que mantiene una estricta estrategia sanitaria, basada en poner en cuarentena a personas que son positivas, en confinamientos selectivos o en tests PCR obligatorios.

 

Pero esta política tiene graves repercusiones sobre la economía, con comercios cerrados, un turismo mermado, fábricas funcionando a medias y cadenas de producción muy perturbadas.

 

Aunque el gigante asiático se recuperó rápidamente en 2020 del primer impacto epidémico, ahora afronta estos últimos meses el peor brote de covid-19 desde hace dos años. Esta situación provocó en abril el confinamiento total por dos meses de la capital económica Shanghái, con repercusiones desastrosas para la actividad y el empleo.