‘Es una locura’: los pequeños inversionistas conmocionan a Wall Street con las acciones de GameStop

2021-01-29

Las acciones de las tiendas de videojuegos se han disparado 1700 por ciento mientras millones de pequeños inversionistas, incitados por las redes sociales, emplean una táctica clásica de Wall Street para presionar el sistema accionario.

 

Lo más fascinante de este episodio es que hace 10 meses Gamestop estaba sentenciada. Sus ventas llevaban años desplomándose y las acciones cotizaban a poco más de dos dólares. Los hedge funds bajistas olieron la sangre, y la compañía se convirtió en la cotizada que más apuestas en corto acumulaba de la Bolsa de Estados Unidos. Sin embargo, un celebre inversor de Wall Street consideró que Gamestop aún podía sobrevivir.

Las acciones de Gamestop empezaron a remontar lentamente. Cerraron 2020 en 20 dólares y el 21 de enero ya valían 40 dólares. Musk tuiteo el miércoles «¡Gamestonk!» , enlanzando la página de Reddit en la que se animaba a comprar acciones de Gamestop. Hoy mismo, Musk ha cambiado su biografía de Twitter, escribiendo únicamente «Bitcoin», lo que ha provocado que la valoración de la criptomoneda se dispare un 20% en pocos minutos, al pasar de 26.000 a 31.000 dólares.

Alianzas antinatura

Para muchos foreros de Reddit, la compra de las acciones de Gamestop no tiene un fundamento inversor, ni siquiera especulativo. La principal arma que han utilizado para comprar esos títulos y opciones sobre Gamestop es el mencionado broker Robinhood. Hoy se ha conocido que Robinhood ha tenido que recibir una inyección extra de dinero por parte de sus inversores por valor de 1.000 millones de dólares para cubrir las millones de operaciones extra abiertas por los pequeños inversores. La revuelta de los foreros no se han limitado solo a Gamestop.

Hoy, los títulos de AMC han abierto la sesión disparándose un 56%, hasta los 13,6 dólares. Varios analistas y directivos de Wall Street han denunciado que en estos días se ha producido una evidente manipulación del mercado de valores, puesto que el precio de Gamestop no refleja en absoluto el potencial de beneficios de la compañía.